Tecnología

Transformamos un distrito de Londres en un juego para que menos personas viajen en automóvil

Dados en una mesa.

En Inglaterra, solo el 37 % de los adultos de 16 años o más viajan activamente (caminar, andar en bicicleta, andar en patineta o rueda para ir de un lugar a otro) al menos dos veces al mes. Necesitamos encontrar formas interesantes de alentar a más personas a viajar activamente por el bien de la población y la salud planetaria.

Viaje activo puede ayudar a reducir la congestión, la contaminación del aire y el cambio climático. Sin embargo, en el Reino Unido, como en muchos países del mundo, viajar en automóvil sigue siendo la norma social dominante.

Nuestra investigación muestra que gamificación—Ofrecer puntos, insignias, precios o lugares en una tabla de clasificación a cambio de participar en actividades específicas no relacionadas con el juego, puede alentar a las personas a viajar activamente a la escuela o al trabajo.

Para probar esto, creamos una iniciativa de gamificación llamada Batir la calle para ver si podría animar a la gente del distrito londinense de Hounslow a viajar activamente.

Durante nuestro juego, que se desarrolló del 18 de septiembre al 30 de octubre de 2019, los residentes y visitantes de Hounslow podían ganar puntos tocando una tarjeta en cajas físicas ubicadas en todo el municipio. Los jugadores recibieron 10 puntos cada vez que tocaron dos casillas consecutivamente con una tarjeta, lo que indica que habían viajado activamente entre ellas. Y sí, nos aseguramos de eliminar a los tramposos obvios del juego.

Al final del juego de seis semanas, los individuos y equipos con mayor puntuación (escuelas, grupos comunitarios y lugares de trabajo) fueron recompensados ​​con premios, como vales para equipos deportivos, materiales de artesanía o libros.

Investigamos el impacto de este juego en los viajes activos observando cuándo jugaban las personas, comparando qué tan activas dijeron que eran antes y después del juego, y usando una cámara de tráfico para buscar una reducción en los vehículos motorizados que viajaban por una carretera local frecuentemente congestionada. .

Métodos

Caminé mucho más de lo que hubiera caminado normalmente: unas cinco veces más. Visité caminos por los que nunca antes había caminado o que ni siquiera sabía que existían y ¡he vivido en el distrito toda mi vida!

(Participante masculino, de 60 a 69 años)

Durante el transcurso del juego, participaron 28.219 personas (el 9,6 % de la población de Hounslow). En conjunto, viajaron 96,849 millas.

En total, los participantes registraron 638,697 toques en las 161 «cajas de ritmos» ubicadas en todo el municipio. Más de la mitad de todas estas pulsaciones se realizaron entre las 08: 00-08: 59 y las 15: 00-15: 59, que son períodos típicos de viaje entre la casa y la escuela o el trabajo.

Para observar más de cerca los resultados específicos de la actividad física, pedimos a 346 adultos que completaran un cuestionario de actividad física antes y después de participar en el juego.

Estos resultados mostraron que la proporción de participantes que informaron estar físicamente inactivos (definido como participar en menos de 30 minutos de actividad por semana) disminuyó del 25 % antes del juego al 18 % después del juego. Y la proporción de participantes que informaron haber cumplido con los criterios de la Organización Mundial de la Salud. objetivo de 150 minutos de actividad de intensidad moderada a la semana aumentó del 62 % antes del juego al 75 % después del juego.

Ciertamente fue una motivación para los niños, ¡lo que luego me motivó a mí! Una vez que entraron, quisieron caminar a todas partes y comenzaron a negarse a ir a la escuela en el auto. ¡Así que solo ahora vamos caminando a la escuela!

(Participante mujer, de 30 a 39 años)

A continuación, para proporcionar una medida objetiva del cambio de comportamiento logrado a través del juego, observamos el tráfico local a través de una cámara de vigilancia. Evaluamos la cantidad de vehículos que viajaban en ambas direcciones a lo largo de Cambridge Road, a menudo congestionada, entre las 07: 00-09: 30 y entre las 14: 00-16: 30.

Los datos que recopilamos mostraron que, entre la semana anterior y la semana siguiente a Beat the Street, 1,199 automóviles menos (una reducción del 53 %) y 130 camionetas menos (también una reducción del 53 %) viajaron por Cambridge Road entre las 07: 00-09: 30, y 705 automóviles menos (una reducción del 34 %) y 36 camionetas menos (una reducción del 20 %) viajaron por la carretera entre las 14: 00-16: 30.

Estos hallazgos sugieren que convertir un área completa de un pueblo o ciudad en un juego interactivo podría ser un enfoque prometedor para empujar a las personas a viajar a pie, en bicicleta o en silla de ruedas.

Trascendencia

Fue una forma muy bonita de motivar a la gente a caminar, y también creó un equipo. Todos los días te daba el entusiasmo de levantarte y caminar para recaudar dinero para la caridad.

(Participante mujer, 70-79 años)

Uno de los problemas mayores al intentar alejar a las personas del uso de automóviles y optar por opciones de transporte sostenibles es el hecho de que los automóviles indican una alto estatus social, lo que hace que muchos se muestren reacios a deshacerse de ellos.

Otro problema es la naturaleza arraigada del uso del automóvil para viajes cortos, donde muchas personas eligen instintivamente conducir por conveniencia o simplemente como un hábito. Esto significa que muchas formas sugeridas de disminuir el uso del automóvil, como aumentar los impuestos sobre el combustible o congestión, no suelen contar con el apoyo de los responsables de la formulación de políticas, que pueden temer que las reacciones violentas interfieran con la forma de vida preferida de muchas personas.

Estaba eligiendo andar o andar en bicicleta en lugar de un viaje en auto, y estaba tomando caminos más largos para llegar a casa para poder sumar algunos puntos.

(Participante mujer, de 30 a 39 años)

A la luz de esto, la gamificación se puede utilizar para crear un entorno en el que comportamientos como caminar, andar en bicicleta o andar en bicicleta a la escuela o al trabajo son visto más positivamente que el uso del coche. El atractivo masivo de competencias a nivel comunitario como estas, que recompensan los viajes activos con puntos, insignias y una posición más alta en una tabla de clasificación, puede ser más eficaz para cambiar las normas sociales de las comunidades en las que se llevan a cabo.

La conversaciónMarc Harris es investigador senior de Sociología y Filosofía del Deporte en la Universidad Metropolitana de Cardiff. Diane Crone es profesor de Ejercicio y Salud en la Universidad Metropolitana de Cardiff.

Este artículo se vuelve a publicar desde La conversación bajo una licencia Creative Commons. Leer el artículo original.

Leave a Comment

You may also like

Más